Notice: Undefined variable: page_container_style in /var/www/vhosts/olaloff.com/httpdocs/wp-content/themes/olaloff-plantilla/header.php on line 59
>

El SEO, ese ente maligno al que temo pero necesito para posicionar mi web por encima de la competencia.

Ese ser mitológico que se escabulle entre las férreas leyes del omnipresente ojo de Google.
Esas siglas de significado mutante que me tienen con el corazón en un puño, yo que me gano la vida en el mundo online.
Mucho se ha hablado en los últimos años del famoso SEO. Tanto, que llega un punto que es difícil discernir las verdades entre tanto bulo.

Si eres de los que buscas la verdad, sigue leyendo, esto te interesa.

¿Qué es en realidad el SEO?

Según Wikipedia, el SEO es:

El posicionamiento en buscadores, optimización en motores de búsqueda o SEO (del inglés, Search Engine Optimization), es un conjunto de acciones orientadas a mejorar el posicionamiento de un sitio web en la lista de resultados de Google, Bing, u otros buscadores de internet.
El SEO trabaja aspectos técnicos como la optimización de la estructura y los metadatos de una web, pero también se aplica a nivel de contenidos, con el objetivo de volverlos más útiles y relevantes para los usuarios.

 

Sin embargo nosotros preferimos otra definición mucho más frívola y mundana:

 

El SEO es todo lo que tienes que hacer para que tu web aparezca antes que la de tu competencia cuando tu cliente busca en Google.

 

Google es quien pone las reglas del juego con su famoso algoritmo, que no es más que una complejísima fórmula que recoge los datos de los miles de webs, los indexa y los presenta en tu dispositivo ordenados en función del término de búsqueda que hayas introducido en el buscador.

Existen por lo tanto dos claves fundamentales:

  • Conocer en qué se basa el algoritmo de Google para ordenar los resultados.
  • Saber qué términos usa nuestro público para buscar lo que nosotros podemos ofrecerle en nuestra web.

Es un punto de partida muy básico, pero vale la pena recordarlo.
Con el paso de los años, son muchos los que se obsesionan en implementar infinitos cambios en sus webs para mejorar el posicionamiento en Google, olvidando en realidad lo más básico: el usuario.

Dicho de otra forma.

Da igual lo que hagas para intentar posicionar si lo que ofreces no interesa a nadie. Si nadie quiere encontrar tu web, plantéate el porqué antes de invertir infinitas horas en mejorar el SEO.

No vamos a hacer una guía de 4 pasos que hará que en media hora tu web aparezcla la primera en el ranking. Primero porque existen multitud de páginas con esa información, y segundo porque en un 99% de los casos eso es absolutamente falso.
Con ese mito, el del SEO express, empezamos nuestra pequeña lista de hoy.

 

 

5 mitos sobre SEO que no querrás seguir si quieres posicionar tu web

Si utilizo las palabras clave más buscadas, me encontrará más gente

Falso. Primero porque las palabras clave con más volúmen de búsqueda también suelen tener mucha más competencia, una competencia que llevará años invirtiendo en SEO y que muy probablemente tendrá un potencial económico astronómico con el que no podremos competir.
Segundo porque no puedes asociar a tu web unas palabras clave que no están asociadas a tu contenido. Por poner un ejemplo muy obvio, no debemos obsesionarnos en posicionar la palabra clave ‘comprar armarios rústicos’ , por más búsquedas que  tenga, si vendemos armarios modernos.

El SEO es una guerra contra Google

Mentira. El SEO es competir contra tus competidores. Google y su algoritmo no tienen otra premisa que la de ayudar a los usuarios a encontrar lo que es más relevante para ellos. Si tu competencia está mejor posicionada es porque ha hecho mejor las cosas, o así lo considera Google. Más que considerar a Google como el enemigo, conviene considerarlo el protector de tu público. Demuestra a Google que eres bueno y relevante para el público, el público te encontrará.

Las técnicas Black Hat funcionan a largo plazo

Rotundamente Falso. Para los que aún no lo sepan, para mejorar el posiconamiento SEO existen las denominadas técnicas White Hat i las Black Hat. Las técnicas white hat son las éticamente incorrectas, las que se basan en encontrar pequeñas brechas en el algoritmo para posicionar de manera poco orgánica o antinatural. Un ejemplo claro es el Keyword stuffing (sobreoptimizar un texto con demasiada frecuencia de palabras clave). Por el contrario, las técnicas White Hat son las éticamente correctas, como la optimización de imágenes o la solución de los errores 4xx. Hecha esta aclaración, hay quién aún confía en determinadas técnicas dudosas para posicionar rápidamente su web. Conviene saber que el algoritmo de Google se actualiza más de 500 veces al año, y por lo tanto es sólo cuestión de tiempo que detecte la aplicación de técnicas Black Hat y las penalice sin previo aviso. Por lo tanto, aunque pueda parecer que alguna técnica black Hat funciona a corto plazo, si Google te pilla, te castigará en el ranking, y revertir una penalización grave suele ser muy costoso.

El SEM no ayuda al mejorar el SEO

Es uno de los rumores más extendidos, pero es totalmente falso. Son muchos los factores que analiza el elgoritmo de Google para rankear nuestra web, pero siempre podemos agruparlos por popularidad y relevancia. Puede resultar costoso y complicado posicionar una web bajo un nuevo dominio, por lo que el SEM nos puede ayudar a cosneguir los primeros usuarios. Si el sitio es interesante y está bien construído, las visitas serán recurrentes, incluso conseguiremos enlaces y menciones. A Google le encantan los enlaces, porque si la gente habla de ello significa que el contenido de la web es relevante. Es solamente un ejemplo práctico de que ambas disciplinas son complementarias y que una buena campaña SEM puede ayudar a mejorar nuestro SEO.

Si invierto mucho en SEO voy a tener muchos clientes

Existe la creéncia de que el SEO es la panacea. Eso es falso. Las búsquedas por palabras clave en buscadores son un canal de entrada de clientes extremadamente potente, cierto, pero ni mucho menos es el único. Para que el público nos conozca, hay muchas otras técnicas interesantes, tanto online como Offline: publicidad en display, marketing de afiliación, redes sociales,  y un largo etcétera de medios, canales y técnicas. ¿Cuál es mejor? Esa es la pregunta del millón. La respuesta es tan clara como ambigua: depende. Depende de tu sector, de tu mercado, de tu modelo de negocio, de tus objetivos. Depende, en definitiva, de tu estrategia de marketing. No importa lo que inviertas si no estás optimizando la inversión. Quizás estás invirtiendo miles de euros anuales en SEO y resulta que tu público está en las redes sociales. Por eso siempre insistimos que es prácticamente imprescindible partir de una estrategia de marketing sólida y definida antes de invertir el primer euro.

Podríamos añadir 50 puntos más en esta lista, pero esos 5 son suficientes para llegar a una gran conclusión: piérdele el miedo a Google. Atrévete con tu web y mejora tu marketing para vender más y mejor. Explora el SEO, pero también todos los medios online hasta dar con la clave para potenciar tu negocio.

 

Si la mitad del post te ha sonado a chino y no sabes por donde empezar, igual te podemos echar un cable.

Nosotros invitamos a la primera charla y al primer café. sealed